Bonsái Arce Burgeriano

372.00

Medidas sin contar la maceta:

Altura 18cm

Ancho de copa: 22cm

Base del tronco 4cm

Agotado

Unirse a la lista de espera Le informaremos cuando el producto llegue a stock. Por favor, deje su dirección de correo electrónico válida a continuación.

No fields found, please go to settings & save/reset fields

Categorías: , ,

Bonsái de Acer buergerianum (Arce Tridente)

Descripción de la especie: El Acer buergerianum, comúnmente conocido como el Arce tridente (kaede) debido a la forma trilobulada de sus hojas, es nativo de China, Japón y Corea. Sus hojas son más pequeñas que las de otros arces, lo que lo convierte en una excelente elección para el cultivo de bonsái. Durante el otoño, sus hojas se transforman en un espectáculo de colores, variando desde tonos anaranjados hasta rojos profundos.

Características del bonsái:

  • Hojas: Trilobuladas, con una hermosa transición de color a lo largo de las estaciones, pasando del verde brillante en primavera y verano a tonos rojos y anaranjados en otoño.
  • Corteza: A medida que el árbol madura, su corteza comienza a exfoliarse en placas, revelando una corteza más lisa y de tonalidad más clara por debajo, lo que añade un atractivo estético adicional.
  • Estructura: Posee una ramificación densa, permitiendo la creación de una copa frondosa y bien estructurada en el diseño del bonsái.

Cuidados:

  • Luz: Prefiere una exposición a pleno sol o semisombra. Sin embargo, es aconsejable protegerlo de la luz solar directa durante las horas más calurosas del día para evitar el quemado de las hojas.
  • Riego: Mantener el sustrato húmedo, pero no encharcado. Es importante no dejar que el sustrato se seque completamente.
  • Poda: Se puede podar después de que haya pasado el período de crecimiento más intenso, normalmente a mediados o finales del verano.
  • Alambrado: Puede ser realizado durante la mayor parte del año, pero es mejor evitar el período de crecimiento activo en primavera.
  • Fertilización: Utilizar un fertilizante equilibrado durante la estación de crecimiento, reduciendo la frecuencia en otoño e invierno.